Andar sobre hierba húmeda

2. - Andar sobre la hierba húmeda es otro de los ejercicios fortificantes, ya se haya humedecido aquella por el rocio, la lluvia o el riego.*(* Este paseo, con los pies descalzos, es mucho más saludable que el que se hace sobre la tierra húmeda). En la tercera parte tendremos ocasión de citar repetidas veces esta práctica, que no titubeo en recomendar a toda clase de personas, sin distinción de edades, aún a los enfermos. Cuanto más húmeda esté la hierba, más se prolongue el ejercicio y con más frecuencia se practique, serán mejores los resultados. Por regla general debe durar de 1 a 3 cuartos de hora.

Una vez terminado el paseo se separan de los pies todas las sustancias extrañas que se les hayan adherido, como hierba ó arenita y, con la mayor prontitud posible, sin secarlos, se cubren con calzado perfectamente seco. Acto continuo se emprende sobre terreno seco, un paseo bastante rápido que se va moderando paulatinamente, y cuya duración depende de la mayor ó menor prontitud con que se enjuguen y entren en calor los pies, pero que nunca deberá exceder de una hora.

Debe evitarse, con el mayor cuidado, que las medias y el calzado que se pongan después de este ejercicio estén húmedos, pues de lo contrario pronto se dejarían sentir las consecuencias en la cabeza y en el cuello, y el remedio sería contraproducente. He aquí por qué no deben dejarse nunca esas prendas sobre la hierba húmeda, sino en lugar seco, para que, con su ayuda, los pies entren pronto en reacción y recobren el calor perdido. Este, como los demás ejercicios similares, puede practicarse aún cuando se tengan los pies fríos.

Este sitio web esta patrocinado por:

Si quiere aumentar las ventas a traves de internet mejorando la visibilidad de su empresa, Maismedia le ayuda con optimizacion web marketing

si quiere ayudar a mantener esta web, patrocínelo: contacte