Andar sobre piedras mojadas

3. - Análogos resultados produce el paseo sobre piedras húmedas, que para muchos es más fácil y cómodo, ya que en la mayor parte de las casas hay algun espacio o habitación con pavimento de piedra, suficiente para practicar este ejercicio. Se marchará sobre la piedra húmeda, con los pies descalzos, a paso ligero y movido, a la manera que el pisador de uvas en el lagar ó el mozo de tahona sobre la masa, teniendo sumo cuidado de no pararse un momento. Las piedras pueden humedecerse con regadera o con un jarro, siempre con el agua más fría que se tenga a mano, y debe repetirse la operación del riego cuantas veces sea necesario para mantener uniforme la humedad, todo el tiempo que dure el paseo.

Si éste se practica con un fin medicinal no debe durar más de 15 minutos ni menos de 3, segun las condiciones del paciente y el estado de sus fuerzas; por lo general, dura el ejercicio de 3 a 5 minutos. Pero si se toma como fortificante, en buen estado de salud, puede prolongarse media hora y más, sin peligro ninguno. Me creo en el caso de recomendarle a todo aquel que tenga verdadero deseo de fortalecer su constitución física, aunque haya llegado a un grado de debilidad extrema. Los que sufran de frialdad en los pies, dolores en el cuello y sean propensos a los catarros y ataques apopléticos o fuertes dolores de cabeza, deben combatir estos males con el expresado paseo, que será más eficaz si se añade un poco de vinagre al agua con que se riega la piedra.

Respecto del vestido y del ejercicio obsérvense las reglas establecidas para el pasco sobre la hierba. En uno y otro caso es indiferente que al empezar la operación estén los pies fríos ó calientes.

Este sitio web esta patrocinado por:

Si quiere aumentar las ventas a traves de internet mejorando la visibilidad de su empresa, Maismedia le ayuda con optimizacion web marketing

si quiere ayudar a mantener esta web, patrocínelo: contacte